Análisis de Max Payne 3

Meses y meses llevan “hypenado” esta tercera entrega de Max Payne para terminar siendo una bola de humo, un engaño de los medios, una estratagema que de no llevar los dos grandes nombres que lo respaldan, Rockstar y Max Payne, sería un juego que acabaría en el limbo de los desconocidos.

A continuación los motivos.

ARGUMENTO

Ya no coge a nadie por sorpresa, un típico argumento “made in Rockstar” en el que nuestro protagonista afectado por el alcohol y antidepresivos trabaja para personas más poderosas (con más dineiro) eliminando a los enemigos sin piedad hasta que algo sale mal y decide trabajar por sí mismo, pero usando los mismos métodos “anti-éticos”.
Típica ambientación de Rockstar suburbio-violenta con reseñas de drogas, torturas, insultos, mafias, etc que si habeis jugado a cualquier de los videojuegos anteriores de esta compañía podréis reconocer muy bien, porque al fín y al cabo, parece que no saben salirse destas líneas prelimitadas.

Pero no nos desahoguemos con la historia que nos ofrece Max Payne 3, porque, aún siendo un apartado muy importante para que un título enganche, no es lo fundamental, fijémonos en la diversión que ofrece.

DIVERSIÓN

Aquí es donde más me sorprendió esta tercera entrega de Max Payne 3, porque teniendo en cuenta que sus desarrolladores son Rockstars y su trayectoria que los precede, el resultado de este videojuego no es lo que merecemos los usuarios.

Con este título ya sabemos que vamos a tener un juego de tiros, hasta aquí todo bien, pero la variedad de situaciones que nos ofrecen es muy, muy limitada, tanto, que pasaremos el 99% del juego haciendo lo mismo. Dispararemos a enemigos por escenarios lineales hasta vaciarlos de peligros para avanzar hasta la siguiente fase que encontremos…exactamente lo mismo.

Como ya es habitual en estos títulos podremos usar métodos de cobertura por el escenario para defenderlos de las balas de los contrincantes, y como no, en un Max Payne no puede faltar el tiempo bala, que no se aprobecha todo lo que se debería, podiendo realizar solo un par de movimientos especiales durante toda la aventura.
Así, podemos hacer un breve resumen de la jugabilidad y diversión de este título. Personaje se encuentra en un escenario cargado de enemigos, personaje avanza por escenario disparando a todos los que encuentra utilizando coberturas y tiempo bala, personaje termina con todos, personaje avanza cara seguiente fase, personaje vuelve eliminar a todos los que encuentra, personaje…

Cuando llevéis una hora jugando vereis como entendeis lo que estoy diciendo. Lo cierto es que en contadas ocasiones (remarquemos contadas) podremos disparar desde un helicóptero, una lancha, pero son situaciones que ya estamos acostumbrados a ver en este género y que no os sorprenderá en absoluto.

¿Por qué no ampliaron la variedad de situaciones? ¿Por qué no implementaron unas misiones más espectaculares? ¿Por qué no aumentaron las posibilidades jugables de Max Payne 3?
Todo una serie de preguntas que lanzo porque estamos ante un juego triple A, un juego con presupuesto suficiente como para realizar un título en el que el espectáculo y la diversión estén presentes.
Es cierto que si el juego se titulase de otra forma y la compañía fuese cualquier otra, podría, incluso, entenderse o empatizar con los responsables, pero estamos hablando de una compañía que conoce muy bien las preferencias de los jugadores y no se puede limitar a realizar un juego que como he dicho, de no llevar ese nombre pasaría completamente desapercibido.

Estareis deseando que se termine.

APARTADO TÉCNICO

Supongo que tampoco va a sorprender a nadie. Estamos ante un juego con presupuesto suficiente como para entrar por los ojos a calquier persona, con modelado de personajes más que decente y unos escenarios que a medida que avanzamos en la historia, van mejorando consistentemente.

Las fases en interiores no acaban de convencerme en absoluto, pero si que lo hacen las zonas externas como en las favelas, en el puerto y otros lugares que visitaremos.

Las texturas son notables conseguiendo así un maquillaje muy apto para un juego que pretende esconder mouchas carencias y que no lo consigue, de todos modos si sois esa clase de personas que solo buscais gráficos, este juego no os defraudará.
Tampoco faltan las distorsiones tanto en las imágenes como en los sonidos para crear un ambiente más decadente, más suburbial, así como unos efectos sonoros que continuamente nos informan de que algo va acontecer.

Sin duda el mejor apartado del título, personalmente, el único buen apartado que tiene.

CONCLUSIÓN

En este pequeño análisis solo quiero dejar clara mi opinión ante un juego que prometía demasiado y que me ABURRIÓ, con todas las palabras, todo el tiempo que jugué a él. A estas alturas no se pueden limitar a realizar un juego tan monótono e igual, hay que ofrecer una experiencia mayor al usuario.

He leido varias críticas por internet y muchas de ellas con notas de sobresaliente, recalcando en la vuelta de uno de los grandes, en uno de los shooters más espectaculares… quizás no hablan del mismo Max Payne 3 que he jugado yo.

De todos modos la objetividad y los gustos preferentes de cada uno son respetables por todos y si queréis pasar unas horas avanzando por escenarios pulsando el gatillo del mando sin más alicientes, bienvenido a Max Payne 3.

Publicado por Skaltum

Relacionadas: Max payne 3 ,

Puedes hacer para continuar leyendo o ¡Puedes dejar un comentario en respuesta al artículo aquí!


Madre Chewbacca gana 400000 dólares y cobra por firmar autógrafos
Madre Chewbacca gana 400000 dólares y cobra por firmar aut...
Análisis SEO de tu web detallado gratis
Análisis SEO de tu web detallado gratis
Análisis en profundidad del iPad
Análisis en profundidad del iPad


Artículos relacionados

Split Second PSP el 16 de noviembre en USA
Split Second PSP el 16 de noviembre en USA
Seevolution, análisis web en tiempo real
Seevolution, análisis web en tiempo real
Análisis de Splinter Cell 3D
Análisis de Splinter Cell 3D
Detectar configuración y drivers del PC online
Detectar configuración y drivers del PC online